Criopreservación de Ovocitos

¿En qué consiste?

En algunas ocasiones, ya sea por el momento concreto o por razones de salud, la mujer decide posponer su maternidad o quiere conservar la fertilidad de la mejor manera posible hasta que pueda ser madre. Para este tipo de situaciones, la mejor solución puede ser la criopreservación de ovocitos.

Así, si una mujer decide tener hijos más tarde, una clínica de reproducción asistida puede tener ovocitos conservados perfectamente con las propiedades fértiles con las que se cedió en su momento.

Es un tratamiento perfecto para mujeres que desean posponer su maternidad, generalmente por debajo de los 35 años, que van a recibir algún tratamiento ganadotóxico  -como el que se da en pacientes oncológicos- o que han tenido diferentes operaciones sobre el ovario, además de pacientes que necesitan una cantidad suficiente para el Análisis de Diagnóstico Genético  Preimplantacional (DGP) mediante Biopsia del Corpúsculo Polar.

Fases

Éstas son las fases para una correcta criopreservación de ovocitos:

1º. Estimulación y punción ovárica
En primer lugar, se produce la estimulación mediante la inducción de una ovulación múltiple en la mujer. Puede que sea precisa la administración de hormonas FSH y luego de las hormonas LH. A continuación, se produce la punción con una pequeña intervención, donde se extraen los ovocitos que han madurado dentro de los folículos.

2º. Congelación o vitrificación del ovocito                                          
Posteriormente, en el laboratorio se procede a la congelación o vitrificación de los ovocitos, para la cual se busca solidificar el ovocito en perfectas condiciones, siendo tratadas primero con sustancias crioprotectoras, para luego congelarlos con nitrógeno líquido a una temperatura de -196º C. La descongelación se producirá una vez la madre lo desee.