18 marzo, 2021

¿Cuánto tiempo exigen los tratamientos de reproducción asistida?

Desde ANACER, conjunto de clínicas especializadas en diferentes tratamientos de reproducción asistida, queremos informar a todos nuestros lectores de las preguntas más frecuentes que nuestros pacientes nos suelen hacer. En este caso queremos hablar sobre la disponibilidad horaria que exigen los tratamientos de reproducción asistida.

Este artículo está escrito por el Dr. Juan M. Martinez de Maria de la clínica asociada REPROFIV.

¿Cuánto tiempo exigen los tratamientos de reproducción asistida?

La dedicación de tiempo para los tratamientos de fertilidad es muy variable, pues va a depender tanto del tipo del mismo como de las características de cada paciente. En líneas generales, podemos decir que resultará de la combinación de dos factores: de lo personalizado que sea el tratamiento, por un lado, y del estilo de trabajo del centro.

Si, por ejemplo, aplicamos protocolos generales en lugar de adecuarlos a cada paciente o pareja, tendremos más posibilidades de tener que hacer varios intentos. El tratamiento comienza con una buena planificación, tanto en los aspectos técnicos como establecer con detalle los diferentes pasos a seguir. En la mayoría de ellos la paciente deberá dedicar un tiempo todos los días para administrarse las hormonas; en algunos casos será solamente tomar unos comprimidos, pero en otros (como es en la inseminación artificial o en la fecundación in vitro), tendrá que pinchárselas debajo de la piel e, igual de importante, todos los días a la misma hora.

Al principio puede resultar complicado, pero con la información y asesoramiento adecuados todo irá bien. Evidentemente, todos los tratamientos precisarán de un seguimiento en consulta. La frecuencia de éstas dependerá una vez más del tipo de tratamiento. Así, en la inseminación
artificial suelen requerirse entre 3 y 4 controles; en la fecundación in vitro de 4 a 6, y en los tratamientos de preparación del útero (transferencia de embriones congelados, donación de óvulos o embriones), habitualmente no más de 1 o 2 consultas.

No suelen requerir más de 15 minutos. Muchos centros pueden ofrecer una amplia disponibilidad horaria que permita a las pacientes compatibilizarlo con su día a día.

El último paso (la inseminación, la punción de los ovarios o la transferencia del/los embriones), implica a varios profesionales (ginecólogo, biólogo, anestesista), y por ello tendrá que realizarse en franjas horarias más delimitadas. La duración de estos procedimientos es corta, apenas media hora, excepto para la punción ovárica que la mujer estará en observación durante 1-2 horas antes de marcharse. Igualmente, sólo tras ésta última la mujer deberá hacer vida tranquila el resto del día.

Y respecto al varón, en los casos que así sea, deberá acudir al centro para entregar una muestra de semen. Excepto en dos situaciones: que dispongamos de muestras congeladas o que se haya realizado previamente una biopsia testicular. En este último caso, previamente el hombre habrá acudido a la consulta del urólogo y, en un segundo momento, se habrá realizado la biopsia. Todo ello con antelación al tratamiento de fecundación in vitro que realizará la mujer. El procedimiento de la biopsia es equiparable a la punción ovárica en cuanto a duración y cuidados posteriores.

Esperamos que este texto os haya ayudado un poco a saber cómo funcionan los tratamientos de reproducción asistida. Si seguís con alguna pregunta, no dudéis en poneros en contacto con nosotros y os ayudaremos en todo lo que podamos.

Deja tu comentario

Your email address will not be published.

¡Desde Anacer podemos ayudarte a cumplir tus sueños. Te orientamos sin compromiso!