Embrioscopio

¿En qué consiste?

El embrioscopio ofrece una técnica de vanguardia en la reproducción asistida, indicada para la mejor selección del embrión que vaya a ser transferido al útero de la madre durante el proceso de la Fecundación In Vitro.

La elección de este embrión se produce gracias a esta incubadora artificial embrionaria que permite ver el estado del mismo cada 15-20 minutos las 24 horas del día. Gracias a ello, el especialista puede ver, casi en directo, el ritmo de división celular del embrión sin necesidad de someter a una situación estresante al propio embrión.

El período de observación del embrión se puede realizar entre los 3 y los 5 días, pudiendo anteponerse a posibles fallos en la elección de embriones que vayan a ser transferidos al útero materno. De esta manera, se mejora exponencialmente las posibilidades de éxito dentro de todos los tratamientos de la Fecundación In Vitro.

La garantía que ofrece el embroscopio en las técnicas de reproducción asistida, además del seguimiento del desarrollo del embrión, consiste en que no se necesita abrir el incubador y sacar los embriones, conservando las condiciones óptimas del mismo.