La endometriosis: un enemigo de la fertilidad

La endometriosis: un enemigo de la fertilidad

Dedicamos este artículo a conocer a uno de los enemigos más fuertes con los que cuenta la fertilidad: la endometriosis

La endometriosis es una enfermedad que sufren hasta 1 de cada 10 mujeres y que cuenta con unas consecuencias graves, si bien se considera una patología benigna.
Así, la endometriosis es uno de los principales enemigos de la fertilidad pues se estima que el 40% de mujeres que la sufren tiene o tendrá dificultades para conseguir un embarazo.
De este modo, la endometriosis es una de las causas que provoca más visitas a los centros de reproducción asistida.

Pero… ¿Qué es la endometriosis exactamente?

Es una enfermedad en la que mucosa uterina o endometrio crece fuera de la cavidad uterina, total o parcialmente. Puede desarrollarse por distintas partes del abdomen, como los ovarios o las trompas de Falopio o, ya fuera del aparato genital femenino, el peritoneo o los intestinos. Es más, hay casos de endometriosis en zonas más alejadas, como los pulmones o incluso el cerebro.
Simplificando, podemos decir que la endometriosis es como tener regla fuera del útero.
El endometrio se desarrolla en cada ciclo menstrual y se expulsa al finalizar ese periodo de unos 28 días si no ha habido fecundación del óvulo. Si una mujer padece endometriosis, de esa zona con mucosa también se produce sangrado al concluir al ciclo.
La edad media de una paciente con endometriosis es de 37 años, si bien pueden padecerla mujeres de entre 30 a 50 años.
Con el término de la vida fértil, cuando ya se deja de tener la regla con la llegada de la menopausia, termina también la enfermedad.
La evolución de la endometriosis varía mucho en cada paciente y depende de múltiples factores, como su edad o el lugar fuera del útero donde se ha desarrollado la mucosa.

Síntomas de la endometriosis

El principal síntoma de la endometriosis es un dolor intenso que se parece durante el periodo o de forma continua, sin necesidad de estar en el mismo; pero muchas mujeres creen que ese dolor es normal y tardan años en acudir al médico, lo que ralentiza el diagnóstico.
También pueden darse cólicos, dolores durante las relaciones sexuales o al orinar…
¡Ojo! En ocasiones una mujer puede padecer endometriosis y no sentir ni dolores ni otros síntomas, lo que también retrasa la consulta al especialista y el diagnóstico.

¿Se puede prevenir la endometriosis?

Desgraciadamente, a día de hoy no se puede prevenir la endometriosis porque no se conocen las causas exactas que la provocan.
¿Dónde puedo encontrar más información sobre la enfermedad? ¿Y detectarla?
En Internet hay cada vez más artículos sobre la endometriosis, desde muy genéricos a especializados como éste de la doctora Carmen Segura González, directora médica de la Unidad de Reproducción del Hospital Moncloa, sobre “Nuevos enfoques para el abordaje clínico de la endometriosis”
Sin embargo, y como siempre, recomendamos que visites a tu ginecólogo para obtener una información fiable y adecuada a tus características. Además, será el mejor modo de detectarla.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies