17 octubre, 2019

Inseminación Artificial Conyugal en Clínicas ANACER

Si deseáis tener un hijo pero han pasado algunos meses y no lo lográis, podéis optar por la Inseminación Artificial Conyugal.

Este tratamiento es un proceso sencillo y muy poco invasivo.

Se puede repetir, sin ningún inconveniente, las veces que sea preciso, por lo que es la técnica más usada dentro de la reproducción humana asistida. 

La inseminación artificial conyugal consiste en la introducción de esperma en el útero de la mujer con el fin de lograr el embarazo. Es una técnica especialmente indicada cuando existen dificultades para que el esperma llegue al útero de forma natural, bien sea por calidad del semen, en caso de vasectomía, impotencia y también cuando existen disfunciones que alteran al útero y óvulos, como la endometriosis, alteraciones del ciclo o esterilidad femenina por factor cervical, entre otros.

Con la inseminación artificial conyugal, el semen que se introduce en el útero de la mujer pertenece a su pareja. Existe otra opción, la inseminación artificial de donante. En este caso, el semen empleado proviene de un donante del banco de esperma.

Centrándonos en la inseminación artificial conyugal (IAC), este proceso cuenta con distintas fases:

1º. Estimulación ovárica

Proceso en el que se estimularán los ovarios, en caso de que la paciente lo precise, por medio la administración de hormonas FSH y posteriormente de la hormona LH que es la que conllevará la liberación de los óvulos, todo ello supervisado por medio de ecografías que informarán del tamaño y número de los folículos, la inseminación se producirá una vez estén los óvulos maduros.

2º. Obtención de semen de la pareja

La obtención de la muestra del semen de la pareja, deberá ser realizada el mismo día de la inseminación. De esa muestra se extraerán los espermatozoides de mayor calidad (millares) que serán los utilizados para la inseminación.

3º. Inseminación

Liberados los óvulos y obtenida la muestra el día de la ovulación, los espermatozoides serán introducidos por medio de una cánula y liberados en el útero, aumentando con ello las probabilidades de fecundación.

Se ha estimado que el número de los ciclos de inseminación artificial conyugal está en unos 3 ó 4 ya que por encima de este número no mejoran las tasas de gestación y, probablemente,  la pareja deba recurrir a otra técnica para resolver la infertilidad.

Todas las Clínicas de Reproducción Asistida de ANACER cuentan con una amplia experiencia en el mundo de la reproducción asistida y con profesionales que harán realidad vuestro sueño de ser padres.

Deja tu comentario

Your email address will not be published.

¡Desde Anacer podemos ayudarte a cumplir tus sueños. Te orientamos sin compromiso!