Microinyección Intracitoplasmática de Espermatozoides Testiculares (TESE-ICSI, TESA-ICSI)

Microinyección Intracitoplasmática de Espermatozoides Testiculares (TESE-ICSI, TESA-ICSI)

¿En qué consiste la Microinyección Intracitoplasmática de Espermatozoides Testiculares (TESE-ICSI, TESA-ICSI)?

En algunos casos, los espermatozoides del varón son un problema para la reproducción asistida. Puede que, dentro del eyaculado, haya un número muy limitado de espermatozoides o puede que algunos de dichos espermatozoides no tengan una calidad genómica adecuada (teratozoospermia), que están muertos o en pacientes que se les ha practicado una vasectomía.

 

Para ello, se pueden realizar dos tipos de microinyecciones testiculares que pueden ayudar a seleccionar los espermatozoides adecuados para la posterior fecundación, debido a que los espermatozoides no tienen motilidad progresiva. En la técnica de TESA-ICSI, los espermatozoides son obtenidos del testículo mediante punción y aspiración y, en la TESE-ICSI, mediante biopsia testicular.

 

De esta manera, se seleccionan espermatozoides de buena calidad y que se utilizarán para la microinyección en el óvulo en la Fecundación In Vitro vía ICSI o que se preservarán congelados para ser utilizados en posibles ciclos posteriores.

Técnicas de Microinyección Intracitoplasmática de Espermatozoides Testiculares

Existen dos tipos de microinyecciones de Espermatozoides Testiculares

 

Método TESA-ICSI

En este caso, se realiza una punción testicular. Es decir, es una técnica mínimamente invasiva que se aplica con anestesia local, donde se realiza la aspiración con aguja y la extracción del espermatozoide directamente del testículo. Con dicha aspiración, se obtienen túbulos seminíferos del testículo y que van directamente destinados a l laboratorio de la Fecundación In Vitro para su análisis, procesamiento y recuperación de espermatozoides que se consideran de buena calidad.

 

Método TESE

Otro método de obtención de espermatozoides es mediante una biopsia testicular. Con esta técnica, se realiza una pequeña operación quirúrgica en la que se abre la piel del testículo y así obtener tejido testicular. Ya en el laboratorio, se disecciona el material testicular, donde se obtienen los espermatozoides, destinando una parte de este material para técnicas de reproducción y otra parte para su análisis. Con este análisis, se puede ver la capacidad de producción de producir espermatozoides, así como la consecución de espermatozoides vivos para inyectar en el óvulo mediante la Fecundación In Vitro.

Solicite Información sin compromiso



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies