Tratamientos de Reproducción Asistida: ICSI

Tratamientos de Reproducción Asistida: ICSI

Fecundación In Vitro mediante Microinyección Intracitoplasmática de Espermatozoides (ICSI)

¿En qué consiste la fecundación In Vitro ICSI?

La fecundación In Vitro mediante Microinyección Intracitoplasmática de Espermatozoide, conocida como ICSI, supone un paso evolutivo dentro de esta técnica de reproducción asistida. Comenzándose a utilizar a principios de los años 90, el ICSI tenía el propósito de ofrecer un mayor índice de éxito cuando pueden existir problemas en el proceso de inseminación.

Así, las fases son iguales que en la fecundación In Vitro convencional, salvo en la fecundación. En vez de situar una cantidad de espermatozoides determinada para cada ovocito, se selecciona un único espermatozoide y se introduce en el ovario mediante una microinyección.

Este tipo de fecundación supone un gran avance, debido a que permite una mayor tasa de éxito en aquellos casos en los que pueda haber algún problema relacionado con la esterilidad masculina. Por eso, es perfecto cuando el varón tiene ausencia de espermatozoides (azoospermia), baja concentración de espermatozoides en el semen (oligozopermia), baja movilidad de los mismos (astenozoospermia) y en casos en los que el semen contiene pocos esparmotozoides con la morfología adecuada (teratozoospermia).

Fases de la fecundación In Vitro ICSI

Las fases de la fecundación In Vitro ICSI se pueden resumir en las siguientes:

 

1º. Estimulación y punción ovárica

En primer lugar, se produce la estimulación mediante la inducción de una ovulación múltiple en la mujer. Puede que sea precisa la administración de hormonas FSH y luego de las hormonas LH. A continuación, se produce la punción con una pequeña intervención, donde se extraen los ovocitos que han madurado dentro de los folículos.

 

2º. Fertilización In Vitro, fecundación y cultivo embrionario

Una vez obtenidos los ovocitos, se lleva a cabo la fecundación. En el primer paso, se selecciona un único espermatozoide para cada ovocito que no presente ninguna anomalía en su morfología. Cada uno de los espermatozoides se inyecta directamente en el citoplasma de los ovocitos mediante el ICSI. Al igual que en el caso de la FIV convencional, los embriones derivados de los óvulos fecundados son posteriormente transferidos al útero de la receptora de 2 a 5 días post-fecundación.

 

3º. Transferencia de embriones

Tras el proceso de incubación, se introduce uno o dos preembriones seleccionados en el laboratorio dentro del útero mediante un procedimiento rápido en el que se introduce una fina cánula por el canal del cérvix uterino. En el caso de que hayan resultado sobrantes más embriones de calidad, se pueden preservar en nitrógeno líquido en caso de ser necesarios para otros ciclos y así evitar las fases previas de la fertilización, haya habido embarazo o no.

Solicite Información sin compromiso



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies